27 sept. 2016

Libros pintados

La historia de una muchacha

Libros pintados (IV)


 

Truyen Kieu ("El cuento de Kieu") es una de las piezas más importantes de la poesía de Vietnam. No se trata solo de una joya literaria clásica conocida por casi todos los vietnamitas –se dice que la mayoría sabe las seis primeras líneas de memoria– sino de un texto en el que se plantean y resuelven (o no) cuestiones sobre moralidad personal y obligaciones políticas.

Sus 3254 versos fueron escritos por el poeta Nguyen Du (1765-1820) con el título de Ðoan Truong Tân Thanh, cuya traducción al castellano sería "Nuevo grito de un corazón roto" o "Nuevos acentos de una canción desgarradora", dependiendo del traductor.

 

Un poco de historia

 

A finales del siglo XVIII, el actual territorio de Vietnam estaba gobernado oficialmente por la dinastía Lê (1428-1788), que para entonces ocupaba el trono nominalmente, pues con el paso del tiempo había perdido influencia y se había debilitado. El emperador era una mera figura sin valor; el poder real en el país estaba siendo disputado por dos clanes –los Trinh en el norte y los Nguyen en el sur– que llevaban enfrentados prácticamente desde 1620.

Hacia 1770 el clan de los Nguyen sufrió una revuelta popular liderada por tres hermanos de la aldea de Tây Son (conocidos como los hermanos Tây Son). Hartos de las continúas guerras que los Nguyen llevaban a cabo contra sus vecinos del Imperio Khmer y del estado de Siam, de los pesados impuestos y de la corrupción de los funcionarios, los campesinos se sublevaron bajo las órdenes de uno de los hermanos, el general Nguyen Hue (sin ninguna relación de parentesco con el clan dominante, como pudiera sugerir el nombre). Tras derrotar a la poderosa familia en 1776, los rebeldes marcharon hacia el norte, y una década después vencieron a los Trinh, que para entonces manejaban directamente los hilos del títere imperial de turno. Nguyen Hue volvió triunfante a sus tierras del sur, y el emperador murió poco después.

Con la llegada al poder de Lê Chiêu Thong se reiniciaron los intentos por parte de los Trinh de controlar al gobernante. Esto provocó un nuevo avance de los ejércitos de los Tây Son desde el sur en 1786, lo cual obligó a los Trinh y al emperador a refugiarse en la corte de los Qing en Beijing, China. Allí, Lê Chiêu Thong pidió ayuda al emperador Qiánlóng para recuperar su trono y sus posesiones. Bajo la (probablemente falsa) pretensión de restaurar a los Lê en el poder, las tropas chinas entraron en territorio vietnamita en 1788, pero fueron derrotadas por el ejército de Nguyen Hue, que desde entonces fue considerado héroe nacional y acabaría ocupando el trono bajo el nombre de Quang Trung.

Tras su muerte, su dinastía perdió prestigio, lo que permitió que un miembro del casi extinto clan Nguyen, Nguyen Ánh, se hiciera con el control del país en una década, lo unificara y se autoproclamara emperador en 1802, subiendo al trono como Gia Long e inaugurando la dinastía Nguyen, la última del país.

 

El autor

 

Nguyen Du nació en 1766 en Bích Câu, un importante barrio de la ciudad entonces conocida como Thăng Long (hoy Hanoi), capital de los Trinh. Fue el séptimo hijo de Nguyen Nghiem, ex-primer ministro de la dinastía Lê; su madre, la tercera esposa de su padre, amaba la poesía y se ganaba la vida cantando (una profesión que entonces estaba mal vista). Nguyen Due perdió a ambos progenitores cuando era adolescente, y con 19 años remató sus estudios.

Tras graduarse fue nombrado asesor militar del Ejército Real, dominado por los señores del clan Trinh. Cuando estos fueron derrotados por el general Nguyen Hue en 1786, Nguyen Du se negó a servir en la administración de los vencedores Tây Son. Su negativa le llevó a la cárcel por un tiempo, al cabo del cual fue devuelto a su lugar natal.

Cuando Nguyen Ánh se hizo con el control de Vietnam en 1802 y subió al trono como Gia Long, pidió a Nguyen Du que se uniera a su gobierno, y este lo hizo, aunque contra su voluntad: muchos mandarines (quan, funcionarios imperiales) del norte del país rechazaron la petición argumentando que un mandarín solo puede servir a una única dinastía. Nguyen Du recuperó su antiguo puesto de asesor militar, que abandonaría más adelante al ser nombrado embajador en China (1813). Posteriormente sería designado para otras dos misiones diplomáticas en Beijing, pero murió antes de poder cumplir la segunda, a causa de una larga enfermedad para la cual se negó a recibir tratamiento.

El autor vivió toda su vida adulta bajo el peso de haber traicionado a la dinastía Lê, que tanto había beneficiado a su padre y a su familia. La lealtad al padre, al maestro y al monarca era una de los ejes principales de la filosofía confucianista dominante en Vietnam en aquella época. Este remordimiento y esta culpa aparecen claramente reflejados en su obra maestra.

Además del clásico Ðoan Truong Tân Thanh, la obra escrita de Nguyen Du incluye otros textos, como por ejemplo Thanh Hiên thi tâp ("Poemas de Thanh Hiên") o Bác Hành Tap Luc ("Viaje al norte").

 

La obra

 

Truyen Kieu está basado en una novela china de la dinastía Míng titulada Jīn yún qiào ("La historia de Jīn, Yún y Qiào"). Escrita hacia el siglo XVII por un desconocido que firmó con el seudónimo Qīngxīn Cáirén, "Hombre de talento y de corazón puro", era una historia romántica que Nguyen Du habría descubierto mientras servía como embajador en China en 1813.

Inspirándose en ese relato, el autor vietnamita creó una obra en la que intentó plasmar la turbulenta situación política y social de su país y, de alguna forma, los conflictos de creencias y valores que esa situación creaba entre sus habitantes. En su composición utilizó una estructura tradicional que alterna versos de seis y ocho sílabas conocida como luc bát. Se trata de una métrica muy apreciada en Vietnam, que también aparece en el ca do (corpus de poemas tradicionales vietnamitas que hablan de la vida, la moralidad, las relaciones humanas y la belleza de la naturaleza) y es muy popular entre todos los estratos sociales (a diferencia de otras, orientadas a la clase alta).

El argumento de Truyen Kieu gira en torno a la piedad filial, uno de los principales pilares del confucianismo, al que Nguyen Du agrega algunos conceptos de karma budistas, además de creencias, ideas y valores que suponen un desafío para los estudiosos actuales a la hora de analizar el poema. Probablemente el autor, agobiado por sus propios conflictos personales (su traición a la dinastía Lê, equiparable a una falta de piedad filial), vertió en esas páginas sus confusos sentimientos y produjo, a la postre, una maraña emocional de la cual los investigadores sólo han podido extraer un par de reflexiones sólidas.

En líneas generales, la obra narra la vida de una joven bella y talentosa, Thúy Kieu, que se sacrifica para salvar a su desgraciada familia. Al principio de la historia, la muchacha visita la tumba de sus ancestros con sus hermanos más jóvenes. Allí conoce a Kim Trong, un joven estudioso con quien más tarde termina prometiéndose en matrimonio. Sin embargo, la boda tiene que retrasarse, pues el novio debe viajar a su pueblo natal y permanecer allí medio año, manteniendo riguroso luto por un familiar. Durante ese tiempo, la desgracia comienza a abatirse sobre Kieu. Su familia es falsamente incriminada por un tratante de seda; el gobierno la despoja, a ella y a los suyos, de todas sus riquezas, en tanto que su padre y su hermano se enfrentan a penas de cárcel. Kieu decide venderse al estudioso Ma para liberar a su familia, mostrando así su enorme piedad filial. Al mismo tiempo, no olvida su promesa a Kim Trong, pidiendo a su hermana Thúy Vân que, llegado el caso, la cumpla en su lugar. El estudioso Ma resulta ser un proxeneta que está a cargo de reclutar chicas para el burdel de la señora Tú. Después de violar a Kieu, la arrastra al prostíbulo, pero ella amenaza con matarse si se la fuerza a atender a algún cliente. La señora Tú alquila entonces a Só Khanh, un playboy que la engaña y logra romper su dignidad. Kieu termina prostituyéndose.

Su belleza atrae a muchos hombres, incluyendo a Thúc Sinh, que usa su fortuna para comprar la libertad de la muchacha y casarse con ella, aunque ya tiene una esposa llamada Hoan Thu, la hija de un primer ministro. Esta, al enterarse de la existencia de Kieu, ordena a sus matones que la busquen, la secuestren durante una ausencia de su marido y la obliguen a servir en su casa como esclava. Thúc Sinh queda estupefacto al encontrar a su joven segunda esposa esclavizada, pero no puede decir nada ante su primera esposa. Kieu termina huyendo, robando dos candelabros en el proceso. Se dirige a un templo budista, donde la monja Giác Duyên la recibe y la ayuda. Pero al encontrar objetos robados en su posesión, la echa, y Kieu vuelve a caer en la prostitución.

En el nuevo burdel conoce a Tù Hai, líder de un ejército revolucionario. Ambos se casan y viven juntos durante cinco años, como monarcas de un reino temporal. Engañada por el general Ho Tôn Hien, Kieu convence a su marido para entregarse a cambio de una amnistía. Esto lleva a la invasión del reino de Tù Hai y a su muerte. Alucinado por la belleza de Kieu, Ho Tôn HIen la obliga a tocar música en su banquete triunfal, tras lo cual la viola. Para evitar los rumores, se apresura a casarla a la fuerza con un funcionario local. Totalmente destrozada, la chica se arroja al río Tien Duòng. Sin embargo, es rescatada por la monja Giác Duyên. Durante todo este tiempo, Kim Trong, el primer amor de Kieu, se ha convertido en un funcionario y se ha ocupado de proteger a la familia de la chica. Nunca ha dejado de buscarla. Finalmente la encuentra con la monja budista. La protagonista termina reuniéndose nuevamente con su amor y con su familia, rompiendo así el ciclo de mal karma. Y si bien se casa con Kim Trong, rechaza tener cualquier tipo de contacto físico con él porque cree que no es digna.

En las líneas de su poema, Nguyen Du retrata los dolores de la sociedad de su época. Describe funcionarios corruptos y tratantes de prostitutas, e incluso retrata al líder de los Tây Son, Nguyen Hue, en el personaje de Tù Hai, como una especie de venganza literaria hacia aquel que, desde su punto de vista, le arrebató su statu quo. Todo ello, mezclado con un sentimiento de melancolía por un pasado perdido, auto-recriminación, resentimiento y dudas sobre el futuro.

 

El manuscrito

 

La copia manuscrita de Truyen Kieu que se conserva en la British Library (Or 14844) fue completada hacia 1894, en folios de papel de 35 x 22 cm. Cada página está bellamente ilustrada con escenas de la propia historia. El libro está encuadernado en seda amarilla cubierta de una trama de dragones. El sinólogo francés Paul Pelliot (1898-1945) compró el manuscrito en 1929, y realizó anotaciones en él.

El texto fue redactado en la escritura chu nôm: un conjunto de caracteres chinos empleados para escribir palabras sino-vietnamitas, y de caracteres chinos modificados, usados para representar palabras vietnamitas nativas. Si bien la escritura formal en Vietnam se realizó en chino clásico prácticamente hasta el siglo XX, el chu nôm fue utilizado por una elite de autores vietnamitas, entre los siglos XV y XIX, para escribir trabajos populares, especialmente en verso. Hacia 1920, este sistema (implementado por el emperador Quang Trung) fue desplazado por el alfabeto latino modificado (quoc ngu), vigente hoy en día.

 

Bibliografía

Sanh Thông, Huỳnh (1983). Nguyen Du's The Tale of Kieu: A Bilingual Edition. New Have, Londres: Yale University Press.

Sheldon, Mary E. (2008). Confucian and Buddhist Values in Nguyen Du's The Tale of Kieu. East West Connections, 8 (1).

World Digital Library (s.f.). The Tale of Kieu. [En línea].

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Foto: The Tale of Kieu.

El texto corresponde a la cuarta parte de "Libros pintados", de Edgardo Civallero, publicado como pre-print en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,