29 nov. 2016

La biblioteca como trinchera

La biblioteca como trinchera

De resistencias, militancias, políticas y estantes con libros (I)


 

[Artículo publicado en la 3.ed. latinoamericana de Fuentes, Revista de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional (número 45, septiembre de 2016)].

 

Introducción

 

Lo que nos une es un gran "no" y muchos "sí" de tonos diversos.

Movimiento zapatista. Citado en Ouviña (2007).

 

Muchos movimientos sociales y ciudadanos subordinan sus luchas y sus resistencias a la voluntad de un programa, un partido, un líder o un Estado. Al verse forzados a ajustarse a un modelo preestablecido de organización, de pensamiento y de acción (o inacción), terminan con su capacidad de desarrollo limitada y, con el tiempo, se ven empobrecidos y, en no pocos casos, cooptados, fagocitados o directamente eliminados [1].

Existen, sin embargo, fuertes corrientes de acción popular independientes, autónomas y desprovistas de todo signo partidista; en ocasiones, ni siquiera cuentan con una denominación o una membresía, ni hay en ellas una conciencia de "movimiento" o de "grupo". Se trata de ciudadanos anónimos, parte de la sociedad civil, que coinciden en actuar de una forma determinada en defensa de unos principios y de unos derechos básicos.

Si bien su propia naturaleza los hace poco visibles o identificables, esos ciudadanos están ahí: en América Latina se encuentran trabajando en comedores sociales y bibliotecas populares, formando grupos de denuncia de trata de personas y de tráfico de drogas, participando en barrios y comunidades que se oponen al uso de agroquímicos o a la apertura de minas, o en grupos de lectura, bandas de sikuris, escuadras de acción poética, editoras cartoneras o teatros callejeros...

Dentro de tales grupos no es necesario hacer referencia alguna a presidentes, dirigentes, fuerzas y partidos, corrientes y juventudes combativas, juegos a la izquierda o a la derecha, revoluciones, contrarrevoluciones, banderas, marchas, relatos, discursos, modelos y otros elementos que se han vuelto habituales, a lo largo de los últimos tres lustros, entre determinados movimientos socio-políticos, activistas y militantes latinoamericanos.

Y, aún así, esas corrientes ciudadanas son claros ejemplos de política. De resistencia. De militancia. De compromiso. Y de trinchera.

La realidad cotidiana demuestra que para hablar de todo eso –y para poner en práctica todo eso, o una parte al menos– no es necesario comulgar con ningún credo político en particular, ni llevar a tal o cual líder tatuado en la piel o serigrafiado en la camiseta, ni pronunciar palabras grandilocuentes, ni leer unos libros, escuchar una música, sintonizar una cadena radial o recitar unos versos determinados. Conviene, sí, y hace falta, ser una persona consciente de la situación que atraviesa el mundo (el mundo pequeño, el mundo grande) y tener ideas suficientemente claras –y suficientemente justas– como para querer cambiar tal situación o, cuanto menos, para impedir su avance, su desarrollo, su ramificación... Y para esto último cuentan menos los discursos, las declaraciones y los anuncios que las acciones que se despliegan a diario en las calles, las cocinas, las aulas, las fábricas o los parques, casi siempre desapercibidas e ignotas. A veces basta, incluso, con una pequeña y silenciosa decisión; otras, alcanza con un dignísimo "no".

En los siguientes párrafos se apuntarán algunas ideas sobre las formas en las que se hace política desde esta perspectiva de base, cotidiana, anónima y totalmente apartidista. Tales ideas serán expuestas sin un solo atisbo de neutralidad, un mito que muchos esgrimen para evadir complicidades y responsabilidades, mirar para otro lado y lavarse las manos [2]. Reflejarán una posición ideológica bien definida, que apuesta por la justicia y la igualdad social en todos sus aspectos. Y harán referencia a un espacio en concreto: las bibliotecas [públicas] latinoamericanas en el más amplio sentido de la palabra. Bibliotecas reales, de todos los colores y todos los tamaños, con problemáticas urgentes que pocos describen y de las que aún menos se ocupan.

 

Notas

[1] Cf. Adamovsky (2004) para indicaciones básicas sobre este punto desde una perspectiva anticapitalista. Existen numerosas referencias bibliográficas en torno a la cooptación (partidista, empresarial, etc.) de movimientos sociales en América Latina, tanto en documentos impresos como en medios digitales.

[2] Para una selección bibliográfica sobre neutralidad bibliotecaria (y acerca de la posición del autor al respecto), vid. Civallero (2012b).

 

Bibliografía

Adamovsky, Ezequiel (2004). Capitalismo para principiantes. Buenos Aires: Era Naciente.

Caygill, Howard (2013). On Resistance: A Philosophy of Defiance. Londres: Bloomsbury.

Civallero, Edgardo (2011). El rol de la biblioteca en la inclusión social. En XIII Jornadas de Gestión de la Información de SEDIC (Asociación Española de Documentación e Información), Madrid (España). [En línea].

Civallero, Edgardo (2012a). Contra la 'virtud' de asentir está el 'vicio' de pensar: Reflexiones desde una bibliotecología crítica. [En línea].

Civallero, Edgardo (2012b). Neutralidad bibliotecaria. [En línea].

D'Arcy, Stephen (2013). Languages of the Unheard. Why Militant Protest is Good for Democracy. Toronto: Between the Lines Press.

García Canclini, Néstor (2010). ¿De qué hablamos cuando hablamos de resistencia? Estudios Visuales, 7, 16-37. [En línea].

Iverson, Sandy (1998/1999). Librarianship and resistance. Progressive Librarianship, 15, 14-19 [En línea].

Lankes, David (2014). Radical Conversations: Defining a Library. [En línea].

Morrone, Melissa (Ed.) (2014). Informed Agitation: Library and Information Skills in Social Justice Movements and Beyond. Sacramento: Library Juice Press.

Nym Mayhall, Laura (2000). Defining Militancy: Radical Protest, the Constitutional Idiom, and Women's Suffrage in Britain, 1908-1909. Journal of British Studies, 39(3), 340-371.

Ouviña, Hernán (2007). Zapatismo para principiantes. Buenos Aires: Era Naciente.

Pateman, John; Vincent, John (2016). Public Libraries and Social Justice. Londres: Routledge.

Roberto, Katia; West, Jessamyn (eds.) (2003). Revolting Librarians Redux: Radical Librarians Speak Out. Jefferson: McFarland & Co.

Samek, Toni (2008). Biblioteconomía y derechos humanos. Una guía para el siglo XXI. Gijón: Trea.

Vinthagen, Stellan (2007). Understanding "Resistance": Exploring definitions, perspectives, forms and implications. [En línea].

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Foto: College library. En USA Today College (2014) (enlace).

El texto corresponde a la primera parte del artículo "La biblioteca como trinchera", de Edgardo Civallero, almacenado en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: , , ,