31 ene. 2017

Un faro, un puerto

Introducción

Un faro, un puerto (I)


 

La tecnología no es buena ni mala, ni tampoco neutral.

Melvin Kranzberg. Historiador de la tecnología estadounidense (1917-1995). Seis leyes de la tecnología. Ley #1.


La tecnología es la artimaña que consiste en disponer el mundo de tal forma que nos resulte imposible experimentarlo.

Max Frisch. Novelista suizo (1911-1991). De Homo Faber (1957).


La bibliotecología contemporánea en general y muchas bibliotecas y bibliotecarios en particular, activa o pasivamente, han apostado por un modelo de trabajo, pensamiento y acción basado en la tecnología [1]. El hecho ha sido asumido con naturalidad –a veces como el siguiente paso, lógico e inevitable, dentro de un supuesto "proceso evolutivo"–, al punto de convertirse en una suerte de eje en torno al cual gira el statu quo bibliotecario actual y en la base oficiosa de las modernas disciplinas del libro y la información.

La bibliografía que describe ese paradigma y que lo cimienta, apoya, divulga y potencia sería imposible de citar debido a su apabullante abundancia. Esto da la pauta de la aceptación que ha tenido el modelo y de la profundidad que ha alcanzado su desarrollo, de la atención que ha recibido, y del tiempo y el esfuerzo que se ha invertido en él.

Tal modelo incluye retazos de determinismo tecnológico [2] y de doctrina del progreso [3] y, en su versión más "radical" (una que no afecta solamente a las bibliotecas, y que está más extendida de lo que el calificativo sugiere), responde a una cultura del consumismo tan desmedida como irresponsable y a unos mecanismos de reproducción por lo general engañosos y manipuladores. En términos de utilidad práctica sus resultados son cuanto menos discutibles, en tanto que algunas de las consecuencias de su aplicación están demostrándose contraproducentes [4].

Estas afirmaciones –que, a diferencia de las laudatorias, reciben una escasa cobertura en la bibliografía profesional [5] y suelen ser tildadas de falsas, ignorantes o alarmistas en otros contextos– no intentan negar, limitar o contrarrestar el desarrollo de la disciplina y la profesión bibliotecaria, mucho menos su necesaria actualización en el campo tecnológico; por el contrario, pretenden cuestionar algunos planteamientos vigentes, al parecer intocables o indiscutibles, que afectan directamente a los programas de trabajo, investigación, divulgación y formación bibliotecarios [6]. Y, al mismo tiempo, quieren ser aportes para un debate tan necesario como postergado; uno que se proponga derribar concepciones preestablecidas y jaquear el uniforme y tramposo discurso hegemónico.

En los siguientes párrafos se esbozan una serie de reflexiones críticas sobre el actual modelo tecnológico dominante. Se trazan, además, líneas de fuga hacia otros autores y otras disciplinas, lo que permitirá a los lectores interesados explorar distintas visiones y perspectivas y construir, así, sus propias opiniones y posiciones.

 

Notas

[1] Vid. Civallero, Edgardo (2013). Contra la "virtud" de asentir está el "vicio" de pensar. Reflexiones desde una bibliotecología crítica. [En línea].

[2] Vid. el trabajo y las ideas de autores como Merritt Roe Smith, Rosalind Williams o Lelia Green. Un concepto asociado que vale la pena revisar es el de "sonambulismo tecnológico" de Langdon Winner.

[3] Básicamente, la idea o doctrina del progreso señala que las personas pueden mejorar su calidad de vida (progreso social) mediante el desarrollo económico (modernización) y la aplicación de la ciencia y la tecnología (progreso científico).

[4] Vid. p.ej. Tarafdar, M.; Gupta, A.; Turel, O. (2013). The dark side of information technology use. Information Systems Journal, 23 (3), pp. 269-275.

[5] Una de las excepciones corresponde a la revista estadounidense Progressive Librarian. Muchos de los autores que suelen colaborar con esa publicación han publicado/editado otros trabajos muy interesantes sobre bibliotecología crítica. Un buen ejemplo (riquísimo en colaboraciones y citas bibliográficas valiosas) es Critical theory for library and information science (Santa Barbara, CA: Libraries Unlimited, 2010), editado por Gloria Leckie, Lisa Given y John Buschman.

[6] En general, y lamentablemente, las actuales controversias científicas y tecnológicas suelen desarrollarse entre partisanos de dos posiciones (a favor y en contra) que sostienen puntos de vista "coherentes" (monolíticos, maniqueos, a veces tan inamovibles y estandarizados que se convierten en paradigmas) y terminan polarizando la discusión, volviéndola estéril. Aquellos que deseen abordar el debate desde un punto de vista crítico, analizando, contrastando y reflexionando sobre todas sus vertientes, son generalmente ninguneados o silenciados. Cf. p.ej. Martin, Brian (2014). The Controversy Manual. Sparsnäs: Irene Publishing.

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Foto: Pieza de la colección Books de Christian Burchard (enlace).

El texto corresponde a la primera parte del artículo "Un faro, un puerto. De bibliotecas, máquinas y pédidas", de Edgardo Civallero, almacenado en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: , , ,