Libros y bibliotecas en Tíbet

El valor de los libros

Libros y bibliotecas en Tíbet (y III)


 

El valor de los libros

Aunque una amplia mayoría de libros tibetanos versaron sobre temas religiosos, también se escribieron muchos documentos históricos, que eran cuidadosamente almacenados en los archivos de Lhasa, y una multitud de libros técnicos, académicos y filosóficos.

Los tomos religiosos solían conservarse en los propios monasterios, en bibliotecas capaces de satisfacer las necesidades de miles de lectores, provistas de hileras e hileras de libros que eran adorados y reverenciados como objetos sagrados. Era tal el valor de la palabra escrita en Tíbet que incluso las stupas podían contener libros: de hecho, en las stupas blancas del monasterio-universidad de Drepung, cerca de Lhasa, se reunieron más de 100.000 versos (Batchelor, 1987).

Algunos lamas se hicieron famosos como "descubridores de textos" o "reveladores de tesoros": buscaban, encontraban, compilaban y publicaban terma, documentos viejos que habían sido escondidos por otros monjes durante los conflictos políticos de la llamada "Era de la Fragmentación" (siglo IX). Si bien algunos de esos escritos "redescubiertos" pudieron ser auténticos, haber estado escondidos y haber sido verdaderamente recuperados, también hubo quien se los inventó como medio para obtener la legitimación que daban los tiempos antiguos. Los textos redescubiertos (reales o ficticios) permitieron la producción de una nueva literatura avalada por la santidad de las tradiciones de antaño. La posesión de estas (u otras) obras "únicas" fue importante para establecer rangos de importancia y estatus entre las distintas escuelas de pensamiento budista tibetano; p.ej. el Rin Chen Gter Mdzod o "Precioso Tesoro de los Textos Ocultos" (más de 25 volúmenes), una masiva compilación de numerosos terma, tuvo una gran relevancia para las escuelas Nyingma y Kagyu (Buswell y Lopez, 2014).

Aunque los aldeanos no conocieran siquiera el alfabeto, solían tener en sus casas un par de libros, los cuales les eran leídos por monjes itinerantes. Además, los sacaban en procesión alrededor de la aldea para garantizar buenas cosechas (Snellgrove y Richardson, 1986). Consideraban un pecado poner algo sobre un libro, y los solían colocar en estantes por encima de su cabeza (Alterman, Alterman y Gewissler, 1987). Para los ricos, poseer una buena biblioteca de textos sagrados era una cuestión de estatus; para los intelectuales, una herramienta de gran ayuda en su práctica espiritual (Knuth, 2004).

 

Caminos a futuro

Como parte de la Revolución Cultural maoísta, el 23 de agosto de 1966, en Lhasa, los Guardias Rojos chinos dieron inicio a la campaña de aniquilación de los sì jiù o "Cuatro Antiguos": los usos antiguos, las costumbres antiguas, la cultura antigua y el pensamiento antiguo (Ting, 1983).

Durante cinco días, el Jokhang fue revisado y destrozado, y sus contenidos fueron incinerados en una enorme hoguera que se mantuvo ardiendo todo ese tiempo (Donnet, 1994; Craig, 1999). Los tesoros que el templo albergaba en su interior, y que no pudieron ser salvados por los tibetanos, se convirtieron en cenizas. Choedon (1978) señala que los invasores "mostraron desprecio por la escritura tibetana y prohibieron cantos y danzas tibetanos. Además, confiscaron objetos y artículos religiosos, y los Guardias Rojos quemaron todas las antiguas escrituras sagradas".

Las hogueras volvieron a arder un año después, cuando los monasterios fueron atacados y sus bienes, quemados públicamente (Donnet, 1994). Estos actos se presentaron como "espectáculos" bajo banderas rojas, con fanfarrias de trompetas y tambores; los propios tibetanos fueron forzados a demoler muchos templos mientras descomunales hogueras consumían sus seculares bienes (Bosmajian, 2006).

Mucho se ha escrito sobre el atroz memoricidio perpetrado en Tíbet. Helman-Ważny (2014) lo resume así:

 

Es bien sabido que la situación política [de Tíbet] en el siglo XX no sólo provocó el desplazamiento de un gran número de libros tibetanos, entre otros objetos del patrimonio cultural, sino que el desplazamiento también tuvo un gran impacto en su estado de conservación. La presencia actual de tantos libros tibetanos en colecciones occidentales no se debe a que fueron vendidos o desechados voluntariamente por sus propietarios tibetanos originales; por el contrario, es directamente atribuible a la reciente invasión china de Tíbet, la posterior destrucción de un alto porcentaje de sus monasterios, y la muerte o desarraigo de muchos practicantes budistas.

La significativa destrucción de los monasterios tibetanos y la devastación de sus colecciones centenarias de libros y manuscritos tuvieron consecuencias de largo alcance. Pues el destino de los libros y de los otros materiales textuales perdidos estaba entrelazado con el de las personas.

 

La mayoría de los libros que lograron salvarse de la destrucción fueron trasladados a la India por los integrantes de la diáspora tibetana (vid. Dharmananda, 2000). En la actualidad, buena parte se encuentran en la Library of Tibetan Works and Archives (LTWA, Biblioteca de Obras y Archivos Tibetanos), fundada en 1970 por el gobierno en el exilio del Dalái Lama en Dharamshala (estado de Himachal Pradesh, norte de la India). Durante la década de los 70, numerosas instituciones a lo largo y ancho del mundo cedieron copias y originales de obras tibetanas para ayudar a repoblar los estantes de la LTWA y para que se pudieran reeditar y reimprimir trabajos perdidos (Neterowicz, 1989).

Con la aparición de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y el fenómeno de las redes digitales, se han puesto en marcha varias iniciativas internacionales para recuperar, recopilar y digitalizar el acervo documental tibetano. En ellas participan muchas bibliotecas universitarias y estatales de Europa y América del Norte que disponen, en sus colecciones, de manuscritos procedentes de Tíbet.

Hoy por hoy, y a pesar de las prohibiciones, de los olvidos y de la insoportable presión cultural a la que aún se ven sometidos, los tibetanos continúan teniendo una enorme estima y un profundo respeto por su palabra escrita. Son conscientes de que los libros fueron uno de los sostenes de su cultura, de su fe y de su identidad a través de los tiempos. Y han aprendido –de la forma más dura, triste es decirlo– que el destino de esos volúmenes y el suyo propio están, en efecto, íntimamente entrelazados.

 

Bibliografía

Alterman, Benjamin; Alterman, Deborah; Gewissler, Laura L. (1987). From Woodblock to Silicon Chip: The Transmission of Tibetan Language. Printing History, 17, 9 (1).

Batchelor, Stephen (1987). The Tibet Guide. Londres: Wisdom.

Blezer, Henk (ed.) (2002). Religion and Secular Culture in Tibet. Leiden: Brill.

Bosmajian, Haig A. (2006). Burning books. Jefferson: McFarland.

Buswell, Robert E.; Lopez, Donald S. (eds.) (2014). The Princeton Dictionary of Buddhism. Nueva Jersey: Princeton University Press.

Craig, Mary (1999). Tears of Blood: A Cry for Tibet. Washington: Counterpoint.

Chinnery, Colin (s.f.). Bookbinding. International Dunhuang Project. [En línea].

Choedon, Dhondup (1978). Life in the Red Flag People's Commune. Dharamsala: Information Office of H.H. the Dalai Lama.

Dharmananda, Subhuti (2000). From Tibet to India: History of the Attempted Destruction of Tibetan Culture in Tibet and the Efforts at Preservation of Tibetan Culture in Exile. Institute for Traditional Medicine. [En línea].

Donnet, Pierre-Antoine (1994). Tibet: Survival in question. Oxford: University Press.

Helman-Ważny, A. (2007). Tibetan manuscripts: scientific examination and conservation approaches. En Proceedings from the Fifth International Conference of the Institute of Paper Conservation and First International Conference of the Institute of Conservation, Book and Paper Group, Edinburgh, 2006.

Helman-Ważny, A. (2014). The Archaeology of Tibetan Books. Leiden: Koninklijke Brill.

Helman-Ważny, A.; Van Schayk, S. (2012). Witnesses for Tibetan Craftmanship: Bringing together Paper Analysis, Palaeography and Codicology in the Examination of the Earliest Tibetan Manuscripts. Archeometry, 55 (4), pp. 707-741.

Henss, Michael (2014). The Cultural Monuments of Tibet: The Central Regions. Volume II: The Southern Tibetan Province of Tsang. Munich: Prestel.

ICT [International Campaign for Tibet] (2007). Interpreting Tibet: A Political Guide to Traveling in Tibet. [En línea].

Knuth, Rebecca J. (2004). China's Destruction of the Libraries of Tibet. En Raven, James (ed.). Lost Libraries: The Destruction of Great Book Collections since Antiquity. Nueva York: Palgrave Macmillan, pp. 247-260.

Neterowicz, E. M. (1989). The tragedy of Tibet. Washington: n.d.

Palmieri, Richard P. (1991). Tibetan Xylography and the Question of Movable Type. Technology and Culture, 32 (1), pp. 82-90.

SGBSL [Study Group on Buddhist Sanskrit Literature] (ed.) (2006). Vimalakirtinirdesa: A Sanskrit Edition Based upon the Manuscript Newly Found at the Potala Palace. Tokyo: Taisho University Press.

Shaoyong, Ye (2009). A preliminary survey of Sanskrit manuscripts of Madhyamaka texts preserved in the Tibet Autonomous Region. En Steinkellner, E., Qing, D. y Krasser, H. (eds.). Sanskrit manuscripts in China. Proceedings of a panel at the 2008 Beijing Seminar on Tibetan Studies, October 13 to 17, pp. 307-336. [En línea].

Smith, Warren W. (1986). The Survival of Tibetan Culture. Cultural Survival Quarterly, 10 (3), Fall. [En línea].

Snellgrove, David; Richardson, Hugh (1986). A Cultural History of Tibet. Boston: Shambala Publications.

Ting, L. H. (1983). Library services in the People's Republic of China. Library Quarterly, 53, pp. 134-160

Vallée Poussin, Louis de la (s.f.). Introduction to a Catalogue of the Tibetan Manuscripts from Tun-Huang in the India Office Library. International Dunhuang Project. [En línea].

 

Acerca de la entrada

Texto: Edgardo Civallero.

Fecha de publicación: 30.05.2017.

Foto: Hojas y tapa superior del Thar pa chen po'i mod (Sutra de la Gran Liberación), ca. 1880-1920 (enlace).

El texto corresponde a la tercera y última parte del artículo "Libros y bibliotecas en Tíbet", de Edgardo Civallero, almacenado en Acta Académica y en Issuu. Las partes que componen la serie pueden consultarse juntas aquí.

 


Etiquetas: ,


Otras entradas

El resto de las entradas publicadas en este blog pueden accederse a través del índice de entradas. También pueden consultarse las tablas de entradas por título de serie y por palabras-clave.

© Edgardo Civallero | Creative Commons by-nc-nd